Bronceado instantáneo

Bronceado instantáneo

Siempre que se acerca el buen tiempo, nos apetece tener un tono de piel con algo de color, ya que después de todo el invierno, nuestra piel está pálida, apagada y no hay nada peor que vestirse de verano con la piel blanca, no luce igual que si estuviéramos bronceados.

 

Para poder conseguir ese bronceado en poco tiempo, entre otras fórmulas, existe el bronceado DHA (dihidroxiacetona) es un derivado de la caña de azúcar. Es un principio activo 100% natural,  que reacciona en la capa más superficial de la piel,  y al entrar en contacto, con los aminoácidos libres de las proteínas cutáneas (queratina), broncea la superficie de la piel sin necesidad de activar el mecanismo de bronceado normal (melanina).

 

Al ser una molécula de gran tamaño, le resulta imposible penetrar en las profundidades de la piel, por lo que garantiza la inocuidad para ésta.

Su aplicación es en spray, mediante la  micro pulverización de la loción, durante 25 minutos aproximadamente,  generando un bronceado casi instantáneo que tendrá una duración entre 5 y 7 días. El resultado comienza a verse pasadas 8 horas de su aplicación.

  • Antes de la sesión: es necesario realizarse una exfoliación el día anterior, ya que al actuar sobre la capa externa de la piel, compuesta de células muertas que se renuevan a distinta velocidad, conseguiremos que la superficie de ésta, quede más limpia y uniforme para la aplicación. No aplicarse cremas, perfumes, desodorantes etc…, ya que éstos, formarían una barrera protectora e impedirían  que el producto actúe bien o que queden manchas.
  • Después de la sesión: hay que dejar secar el producto durante 20 ó 30 minutes y vestirnos con ropa holgada, es posible que se transfiera algo de producto a la ropa, pero no hay que preocuparse, porque se van con un simple lavado. Es muy importante no ducharse ni aplicarse ningún tipo de producto, hasta que no transcurran como mínimo 8 horas. Pasado este tiempo, ducharse primero, antes de aplicar cualquier producto. Si vas a tomar el sol, en los días siguientes, necesitas aplicarte una crema con factor de protección, ya que este producto no contiene filtro solar y no te protege de los rayos UV,

Cuidado del bronceado: utilizar geles de ducha suaves, con PH neutro, no realizarse ningún peeling y preferiblemente no utilizar esponjas o guantes, que puedan escamar la piel. Secarse con una toalla mediante toques ligeros sin frotar y aplicarse siempre una crema hidratante, que servirá para que no se reseque tanto la piel y por tanto nos durará algo más . Se recomienda no realizar baños prolongados en piscinas, agua salada, saunas etc…

 

Si eres de las personas que les gusta tener color todo el año, también puedes prolongar tu bronceado del verano durante el invierno, con este sistema.